¿Cuál fue el primer zapato del mundo?

La historia del zapato es un viaje estimulante sobre la evolución propia de la raza humana.

El zapato es un invento mucho más antiguo de lo que puedas imaginar en un principio.

¡Por eso, hoy te traemos la historia del zapato con muchas curiosidades!

 

Primer zapato de la historia

Es un hito bastante importante para la Humanidad, ya que el empleo del zapato marca un antes y un después en la evolución, concretamente a que el hombre comienza a emplear menos los pies, que llevaba desnudos y que prácticamente empleaba al igual que sus manos para agarrar o coger cosas.

Cuando los pies ya no le eran tan útiles, las diferencias respecto a los simios se hicieron muy evidentes, y el hombre comenzó a pensar en cubrir sus pies para protegerlos del frío y de las irregularidades e inclemencias del terreno que pisaban.

En Abarca Shoes nos encantan las cosas hechas a mano de toda la vida, por eso confeccionamos zapatos artesanales con materiales de primera calidad.

 

Pero ¿Cuál fue el primer zapato de la historia?

Lo cierto es que el primer zapato que se conserva, data de hace 5.500 años.

Pero se piensa que se pudieran inventar mucho tiempo antes, ya que yacimientos arqueológicos muestran restos humanos en los que los huesos del pie se iban haciendo cada vez más pequeños. 

Posiblemente esos primeros humanos ya llevaran calzados muy rudimentarios, que provocaban que los huesos de los dedos no crecieran tanto al encontrarse, por fin, la resistencia de un zapato.

En cualquier caso, el primer zapato de la historia, tiene su origen 5.500 años atrás.

Está confeccionado en una piel muy rudimentaria y se halló en una cueva de Armenia. Lo sorprendente es que el calzado se encontró en unas perfectas condiciones, y asombra bastante ver el parecido que guarda con los zapatos a los que estamos acostumbrados.

El descubrimiento lo realizó Diana Zardaryan, una estudiante de último curso.

El zapato tenía una especie de hierbajos dentro, no sabemos si para darle mayor comodidad al pie o para mantener la forma mientras no se lo ponían.

 

Era de una talla 37 aproximadamente, pero aunque pueda parecer que es una talla de mujer, no se ha establecido realmente, ya que en aquella época el hombre era mucho más bajo, y, por tanto, tenía un pie mucho más pequeño.

El zapato, que como decimos, se conservaba en perfectas condiciones debido a las condiciones naturales de la cueva, estaba confeccionado con piel de vaca y disponía incluso de cordones.

Ya seas mujer u hombre, en Abarca shoes tenemos zapatos para todo el mundo, hasta para los más peques. Con nuestras colecciones de zapatos artesanales mujerzapatos artesanales hombre y alpargatas niño.

 

Los zapatos de Abarca Shoes

Si prefieres calzarte un zapato más actual, no dudes en visitar nuestra tienda online: AbarcaShoes.com

Esperamos que te haya gustado nuestro artículo sobre la historia de los zapatos.

Si tienes cualquier duda sobre nosotros o nuestros productos no dudes en contactarnos en info@abarcashoes.com

Además, te animamos a leer otros artículos de nuestro blog y a seguirnos en InstagramFacebook y Twitter para enterarte de todas nuestras novedades.

En Abarca Shoes, tenemos las alpargatas artesanales de primera calidad ideales para ti.

¡Anímate a hacerte con las tuyas! 

Productos relacionados
Artículos relacionados
Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Menú

Compartir

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse